Una conversación estúpida

Hace mucho tiempo, cien o ciento cincuenta años, yo solía escribir conversaciones estúpidas. Eran una forma sencilla de caricaturizar muchas de las cosas estúpidas de las que, a medida que vas creciendo, te das cuenta que estás rodeado: burócratas sádicos, novias imposibles, profesores incompetentes que se adoran, exámenes para destruir la autoestima del estudiante. Ese... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑