Los estudios de futuro. Una cronología

Janna Anderson[1], F. J. Jariego

Tiempos remotos

Las raíces del pensamiento sobre el futuro, la imagen del futuro en las mentes humanas, se encuentran en los inicios de las sociedades humanas. El estudio formalizado de los futuros llegó mucho más tarde, pero las civilizaciones más avanzadas han proyectado su pensamiento y han utilizado métodos básicos de planificación y previsión[2]. El filósofo griego Platón desarrolló el concepto de una sociedad ideal con justicia perfecta en “La República”, y su visión inspiró a millones de pensadores posteriores a imaginar el futuro.

1516

Tomás Moro publica “Utopía”, basada en “La República” de Platón. Moro construyó el término “Utopía” a partir del griego “topos”, que significa lugar, añadiendo una “u” que puede interpretarse como “eu” (bueno) o “ou” (no). “Buen lugar” o “Ningún lugar” son las claves de la utopía. Algunos lectores optaron por ver la sociedad imaginaria de Moro como un modelo funcional para el futuro, otros creen que estaba escribiendo una sátira que mostraba los problemas de Inglaterra.

Sea como fuere, desde que se publicó la historia de Moro, las “utopías” se han convertido en ideas de un futuro positivo en el que las principales necesidades de las personas se satisfacen con plena satisfacción. Otras grandes utopías del renacimiento son «La Imaginaría Ciudad del Sol» de Tomaso Campanella (1602) y la «Nueva Atlántida» (1626) de Francis Bacon. Buckminster Fuller (foto), autor de “Utopia or Oblivion” (Utopía u olvido) [2] fue el impulsor entre 1940 y 1980 de una utopía tecnológica inclusiva que contemplaba el diseños de automóviles y viviendas que ayudarían a hacerla realidad.

1818

Mary Shelley publica “Frankenstein; or, The Modern Prometheus” (Frankenstein o el moderno Prometeo) considerada por muchos estudiosos de la ciencia ficción como la primera novela y el origen de este género literario, tal como la entendemos en la actualidad.

1845

Scientific American comienza a publicar artículos sobre investigación y sus implicaciones futuras, empezando con un boletín de una página que se concentraba en las solicitudes de patentes para los inventos que recibía la Oficina de Patentes de los Estados Unidos: “nuevos inventos, principios científicos y trabajos curiosos”. Es la revista de publicación continua más antigua de los EE. UU. Hoy en día hay literalmente cientos, si no miles, de revistas de disciplinas específicas en todos los campos que incluyen artículos sobre futuros.

1848

El Manifiesto Comunista de Karl Marx y Friedrich Engels describe los propósitos y programas de la Liga Comunista, sugiriendo una revolución de la clase trabajadora para derrocar a la clase alta y desarrollar, por medio de la planificación y el gobierno y los recursos compartidos, una sociedad sin clases. Ha sido calificado como uno de los documentos políticos más influyentes y también uno de los más dañinos. Vladimir Lenin dirigió la Revolución de octubre de 1917 en Rusia, Joseph Stalin subió al poder y millones murieron en las hambrunas, en los gulags (prisiones) y la Gran Purga.

Décadas de 1860 y 1870

El escritor francés Jules Verne publica una serie de novelas futuristas con previsiones muy detalladas, que capturan la imaginación de los lectores y fomentan el interés del público en el futuro. Verne escribió sobre el transporte espacial, aéreo y submarino antes de que se inventaran los medios para viajar de esta manera. «Veinte mil leguas de viaje submarino», «La vuelta al mundo en ochenta días», “De la Tierra a la Luna”, “Veinte mil leguas de viaje submarino” son algunas de las muchas historias de este tipo que llegaría a publicar.

1868

John Stuart Mill introduce el concepto de distopía durante uno de los discursos pronunciado ante la Cámara de los Comunes, como contraposición directa a la utopía. La idea original de utopía como otro “lugar” comienza a desplazarse hacia utopia como otro “tiempo”, generalmente futuro. Los conceptos de utopía y distopía son completementarios y evolucionan de manera constante en paralelo con los estudios y debates sobre futuros posibles.

1872

Edward L. Youmans funda la revista Popular Science, que publica artículos con periodicidad mensual sobre el futuro de la ciencia y la tecnología dirigidos a un público en general. La publicación se mantenido a lo largo del tiempo, ofreciendo a una audiencia amplia imágenes de lo que podría traer el futuro e influyendo en el pensamiento sobre el futuro. Desde abril de 2021 se publica exclusivamente en formato digital.

Se publica de manera anónima la obra “Erewhon” de Samuel Butler. Ambientada en un país ficticio, descubierto y explorado por el protagonista. Butler juega en el título invirtiendo la palabra «ninguna parte» (Nowhere). Es una de las primeras obras de ficción influida por “El origen de las especies” de Darwin, publicada en 1859, y en la que se exploran ya ideas que hoy asociamos[3] con la inteligencia artificial y los robots, especialmente en los tres capítulos del “Libro de las Máquinas”.

La obra de Butler ha tenido gran influencia en numerosos autores posteriores, desde E.M. Foster en “The Machine Stops” (La máquina se para) hasta Frank Herbert, que en las primeras páginas de Dune introduce el concepto de “Jihad Butleriana”.

1893

Como parte de la Exposición Mundial Colombina de 1893 (que tuvo lugar en Chicago para celebrar los 400 años de la llegada de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo en 1492), 74 destacadas personalidades de los Estados Unidos escriben ensayos sobre sus expectativas para el año 1993 [4]. Predicen viajes aéreos y trenes elevados, pero no prevén la llegada del automóvil. Vistas desde nuestra perspectiva muchas de las predicciones parecen ridículas, pero el ejercicio de anticipar 50 o 100 años se ha convertido en un clásico del futurismo y, desde luego, no es nada sencillo.

Siglo XIX y siglo XX

A lo largo de buena parte del siglo XIX y desde ese momento, los medios de comunicación y, en particular, la publicidad en medios ha jugado un rol destacado en la creación de imágenes sobre el futuro para el conjunto de la sociedad y la cultura. Una recopilación de detallada de ejemplos destacados sería en si misma objeto de una extensa cronología o historia visual del futuro.

1901

H.G. Wells escribe «Anticipations of the Reaction of Mechanical and Scientific Progress Upon Human Life and Thought» (Anticipaciones de la reacción del progreso mecánico y científico sobre la vida y el pensamiento humanos) [5] para la revista británica The Fortnightly Review; y propone una «ciencia del futuro».

H.G. Wells ya era conocido como escritor de novelas futuristas, y hoy está considerado uno de los autores más importantes de la “ciencia ficción”, o incluso «el Shakespeare de la ciencia ficción». Entre sus obras destacan The Time Machine (1895), The Island of Doctor Moreau (1896), The Invisible Man (1897), and The War of the Worlds (1898), en las que especula con los viajes en el tiempo, la bioingeniería, la invisibilidad y una invasión alienígena. En sus trabajos como futurólogo de no ficción, Wells predijo la llegada de los aviones, los tanques militares, las armas nucleares, la televisión por satélite, los viajes espaciales y algo parecido a la World Wide Web.

Principios del siglo XX y I Guerra Mundial

En los años que la preceden, durante la Primera Guerra Mundial y en los años posteriores, los esfuerzos de movilización llevaron el pensamiento sobre futuros hasta las estructuras institucionales en toda Europa. La Revolución de Octubre de los comunistas en Rusia en 1917 condujo al establecimiento del grupo de planificación Gosplan (1921), que desarrolló un sistema de planes quinquenales (1928) y a diez años, primero para Rusia y luego para la Unión Soviética. Cuando los fascistas se instalaron en el poder en Italia, de 1922 a 1943, persiguieron imágenes del poder nacional futuro, la expansión territorial y el control centralizado de todos los recursos.

1921

El escritor ruso Yevgeny (Eugene) Zamyatin, uno de los primeros disidentes de la Unión Soviética, es conocido por su novela de ciencia ficción distópica We, publicada en 1921 y una clara influencia de las posteriores «1984» y «Un mundo feliz». Zamyatin nos muestra un futuro en el que el mundo es una nación con un Estado único, poblado por personas que están numeradas en lugar de tener nombres, donde el «diablo» es «Yo» y » dios «es» Nosotros «. Al final, el líder consigue detener una revolución practicando una lobotomía al narrador, D-503, y todas las demás almas numeradas que le siguen.

Este mismo año, se estrena en la República Checa la obra de teatro R.U.R. (Rossumovi univerzální roboti) escrita por Karel Čapek. Una empresa construye humanos artificiales orgánicos con el fin de aligerar la carga de trabajo del resto de personas. La obra introduce el término robot, que años después popularizaría Asimov. La obra estaba traducida a más de 30 idiomas en 1923

1926

Hugo Gernsback publica el primer número de la revista Amazing Stories, en la que se acuña el término scientifiction (cientificción, o ciencia ficción):

Con «cientificción» me refiero al tipo de historias de Julio Verne, H. G. Wells y Edgar Allan Poe: una novela encantadora entremezclada con hechos científicos y una visión profética… Estos cuentos asombrosos no son solo una lectura tremendamente interesante, sino que además son instructivos. Proporcionan conocimiento … de una forma muy agradable… Muchas grandes historias científicas destinadas a ser de interés histórico aún están por escribir… La posteridad señalará que han abierto un nuevo camino, no solo en la literatura y la ficción, sino también en el camino del progreso.

En solo cuatro años, había otras dos revistas compitiendo con Amazing. Wonder Stories, fundada también por Hugo Gernsback en 1929, y Astounding Stories of Super Science en 1930, dirigida por John W. Campbell desde 1937.

1927

Estreno de Metrópolis, la película dirigida por Fritz Lang, en la Alemania del período de Weimar. Metropolis está ambientada en una distopía urbana futurista. Convertida hoy en objeto de culto, la película tuvo en su momento una recepción mediocre. Imágenes y efectos brillantes para el cine mudo, pero una narrativa ingenúa[4] H.G. Wells la calificó de idiota.

1928

John Von Neumann publica “Zur Theorie der Gesellschaftsspiele” [6] (Sobre la teoria de juegos de estrategia), en el que intenta dar respuesta a la siguiente cuestión: N jugadores están jugando a un juego de estrategia. ¿Cómo debe uno de los participantes jugar para alcanzar el mejor resultado posible? Está considerado el nacimiento de la teoria de juegos, una nueva rama de la matemática esencial en las ciencias sociales.

1929

El presidente de los Estados Unidos Herbert Hoover nombra un Comité de investigación en tendencias sociales, dirigido por William F. Ogburn. El informe «Recent Social Trends in the United States» (Tendencias sociales recientes en los Estados Unidos) publicado en 1933 utilizó estadísticas pasadas para identificar tendencias y proyectarlas hacia el futuro. La teoría de Ogburn enfatizaba el papel de las tecnologías e invenciones. Ogburn fue cofundador de la Sociedad para el Estudio de la Tecnología, y es uno de los precursores de la evaluación de tecnologías (Technology Assesment), uno de los enfoques estándar en la investigación de futuros.

1929 a 1939

La Gran Depresión de los años 30 lleva al gobierno de los Estados Unidos del presidente Franklin D. Roosevelt a emprender un plan de ingeniería social que incluye la creación de la Seguridad Social y la creación de la Tennessee Valley Authority para impulsar infraestructuras públicas. Las respuestas a esta emergencia nacional se consideran clave para el desarrollo de los estudios de futuro modernos. Los funcionarios analizaron situaciones del pasado y del presente, proyectaron el futuro con y sin las intervenciones, describieron futuros alternativos y resultados probables, y seleccionaron e implementaron políticas basadas en los hallazgos de sus estudios de proyección.

1931

Winston Churchill publica un artículo titulado “Fifty Years Hence” (Dentro de cincuenta años), republicado en varias ocasiones y diferentes medios con el mismo título. La versión de marzo 1932 en la revista Popular Mechanics.

1933 a 1943 y II Guerra Mundial

La Alemania nazi promueve una sociedad unificada y movilizada en la que la energía del pueblo se centra en objetivos colectivos, creando un nuevo orden social (excluyendo e incluso eliminando a ciertos sectores de la sociedad). El primer plan cuatrienal se anunció en 1933. El Plan Goering integral de 1936 incluía controles de producción, salarios y condiciones de trabajo. La Segunda Guerra Mundial obligó a la mayoría de los líderes de todo el mundo a hacer planes a corto y largo plazo. Tras la guerra, la planificación nacional floreció en todas partes. Tanto las sociedades capitalistas como las comunistas profundizaron en el trabajo de predicción como nunca antes, incorporando el pensamiento de futuro en el proceso de toma de decisiones.

1932

Aldous Huxley publica A Brave New World (traducida al español como Un mundo feliz) en la que describe un estado mundial futurista, cuyos ciudadanos están genéticamente diseñados para encajar en una jerarquía social en función de su inteligencia. La novela anticipa enormes avances en tecnología reproductiva, aprendizaje del sueño (hipnopedia), manipulación psicológica y condicionamiento por medio de drogas (soma) que se combinan para hacer una sociedad distópica que será desafiada por el protagonista de la historia

El 19 de noviembre, la BBC emitió un breve ensayo de H. G. Wells, titulado “Wanted – Professors of Foresight!“ (Se necesitan profesores de futuro):

“Me resulta extraño que habiendo miles y miles de profesores y cientos de miles de estudiantes de historia trabajando sobre el pasado, no haya ni una sola persona en ningún lugar con un trabajo a tiempo completo dedicado a estimar las consecuencias futuras de los nuevos inventos y los nuevos dispositivos. No hay un solo profesor de previsión en el mundo. Y me pregunto ¿por qué?”

1936

Robert K. Merton populariza la idea de las consecuencias imprevistas o no anticipadas de acciones deliberadas, en su conocido artículo «The Unanticipated Consequences of Purposive Social Action» [7]

1939

La Feria Mundial de Nueva York utilizó el lema «El mundo del mañana» y mostró las imágenes más recientes del futuro probable, lo que causó una impresión significativa en los 25 millones de asistentes. La gente hizo colas durante horas para ver la exposición Futurama, un paseo de solo 10 minutos por el modelo de un futuro EE. UU. más allá del siglo XX, que incluía 500,000 casas diseñadas individualmente y 50,000 autos, y que introdujo la idea de una red de superautopistas que conectaban la nación. También se formaron grandes colas para ver a Elektro, el robot que fumaba cigarrillos[5].

La feria acogió también la primera Convención Mundial de Ciencia Ficción, que se ha celebrado desde entonces todos los años (a excepción de los años 1942 a 1945).

1940

Adolfo Bioy Casares publica “La invención de Morel” su obra más conocida y la que es, posiblemente, la mejor obra de ciencia ficción escrita originalmente en español. En el prólogo, Jorge Luis Borges expresa, respecto de su trama, que no le parece «una imprecisión o una hipérbole calificarla de perfecta»[6].

1942

El bioquímico y escritor de ciencia ficción Isaac Asimov describió las tres leyes de la robótica en su cuento «Runaround» (Círculo Vicioso):

  1. Un robot no hará daño a un ser humano ni, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe cumplir las órdenes dadas por los seres humanos, a excepción de aquellas que entren en conflicto con la primera ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o con la segunda ley.1

Asimov es uno de los autores más prolíficos e influyentes de la historia de la ciencia ficción del siglo XX. Conocido por sus historias de robots y por la saga Fundación, que comenzó como una serie de historias cortas publicadas entre 1942 y 1950, y donde se introduce el concepto de psicohistoria.

1940 a 1960

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, se crearon alrededor de 120 nuevos estados-nación a partir de los antiguos territorios coloniales de las naciones europeas y los EE. UU. Se triplica casi el número de estados-nación en el mundo con el consiguiente aumentó de interrelaciones y subgrupos de potenciales coaliciones, complicando la política y la planificación e incrementando la complejidad de los estudios y planteamientos sobre el futuro.

1945

En un artículo famoso, “The Use of Knowledge in Society” [8] (El uso del conocimiento en la sociedad), Friedrich Hayek muestra que, como subproducto de su actividad principal de intercambio de bienes y servicios, los mercados se convierten en un mecanismo capaz de recopilar ingentes cantidades de información privada y agregarla para producir información de utilidad para el conjunto de la sociedad

La  mejor estimación del valor de una compañía, del barril de petróleo o de cualquier otro activo negociado en un mercado con transparencia y liquidez suficiente es el precio que fija el mercado. Con sus órdenes de compra o venta, los inversores revelan la información privada que poseen. Este mecanismo puede utilizarse para crear prediccions colectivas sobre el futuro que van más allá del valor de un activo o mercancía.

1946

Comienzan las conferencias sobre cibernética, que se desarrollaron entre 1946 y 1953, organizadas por la Fundación Josiah Macy, Jr. Fueron uno de los primeros intentos de organizar estudios interdisciplinares para generar avances en la teoría de sistemas, la cibernética y lo que más tarde se conocería como ciencia cognitiva.

En las conferencias participaron, entre otros, Claude Shannon (teroia de la información), Warren McCulloch (procesamiento de información neuronal), John von Neumann (sistemas, teoria de juegos, probabilidad) Norbert Wiener (cibernética). La «cibernética», que deriva de la palabra griega kubernetes o «timonel», se centra en el estudio de los mensajes como un medio para “controlar la maquinaria y la sociedad, el desarrollo de máquinas de computación y otros autómatas similares, ciertas reflexiones sobre psicología y el sistema nervioso, y una tentativa nueva teoría del método científico”.[9]

1948

Douglas Aircraft Company crea la Corporación RAND, acrónimo de Research & Development (Investigación y Desarrollo), un think tank sin ánimo de lucro, que comienza su actividad con estudios sobre tecnología militar para el gobienro y las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Para 1970, su actividad se habrá extendido a muchos otros ámbitos de estudio. Los investigadores de RAND desarrollaron muchas de las metodologías para los estudios de futuros que se utilizan en la actualidad, incluido el método más usado de agregación de conocimiento experto, el metodo Delphi, las simulaciones por computadora y la planificación de escenarios. En la actualidad (2020) cuenta con un presupuesto de cerca de $300 millones y 1,700 empleados con presencia internacional.

1949

Eric Arthur Blie, conocido como George Orwell, publica Ninety Eighty Four (1984). La novela describe un futuro imaginado en el año 1984, en el que la mayor parte del mundo vive sometido por un estado totalitario que promueve la  guerra perpetua, la vigilancia masiva,y el control mental por medio del negacionismo histórico y la propaganda.

Alan Turing publica el artíclo «Computing Machinery and Intelligence» [10], en el que introduce el famoso juego de imitación que pasaría a denominarse Test de Turing, una caracterización de la inteligencia artificial que tendrá una enorme influencia.

Merrill M. Flood y Melvin Dresher presentan la primera discusión matemática sobre el dilema del prisionero[7], un experimento que forma de las investigaciones de RAND Corporation sobre la teoría de juegos, en el contexto de sus aplicaciones en el desarrollo de una estrategia nuclear. La teoría de juegos experimenta un gran desarrollo durante la década de 1950, con figuras destacadas como John Nash y el concepto de equilibrio en juegos no cooperativos. Aparecen también las primeras aplicaciones en filosofía y ciencia política. Isaac Asimov publica I Robot (Yo Robot).

1951

Isaac Asimov publica “Foundation” (Fundación), la primera entrega de lo que será una trilogía y luego toda una colección que integra una buena parte de todo la ciencia ficción creada por el autor.

1953

Ray Bradbury publica “Fahrenheit 451”, considerada una de sus mejores obras. La novela presenta una sociedad distópcia en los Estados Unidos del futuro en la que los libros están prohibidos y existen «bomberos» que queman cualquiera que encuentren. 451 grados Fahrenheit (232,8 ºC) es “la temperatura a la que el papel de los libros se inflama y arde”

1955

Se funda la Society for General Systems Research (Sociedad para la Investigación general de los sistemas), la primera organización profesional interdisciplinar con presencia internacional en el campo de la teoría y la ciencia de sistemas.

Fundadores de la sociedad

En 1988 pasará a denominarse Sociedad Internacional de las Ciencias de Sistemas, con el objetivo de:

«promover el desarrollo de marcos conceptuales basados en la teoría general de sistemas, así como su implementación en la práctica.  Fomentar la investigación y facilitar la comunicación entre científicos y profesionales de diversas disciplinas y profesiones a nivel local, regional, nacional e internacional”.

Philip K. Dick publica «Autofac», un cuento de ciencia ficción que introduce la idea de máquinas autorreplicantes. Dick se convertiría en uno de los autores más reconocidos de la ciencia ficción y el futurismo. Varias de sus obras han sido llevadas con gran éxito al cine, como “We Can Remember It for You Wholesale» (1966) que inspiró “Total Recall” (Desafio Total en España), y “Do Android Dream of Electric Sheep” (1968) que inspiró Blade Runner[8].

1956

El economista y científico de sistemas Kenneth E. Boulding publica “The image: Knowledge in Life and Society” (La imagen: el conocimiento en la vida y la sociedad) [11]. Para Boulding todo conocimiento es una serie de imágenes individuales, que se construyen como resultado de todas las experiencias pasadas de la persona. El conocimiento es orgánico, crece y evoluciona. Su crecimiento sirve para imponer orden en el caos. Boulding fue miembro de la Sociedad para la Investigación general de los sistemas. Los investigadores de futuros utilizan la idea de «la imagen» para comprender la idea del futuro que tenemos personas y sociedades.

1959

El físico y premio Nobel Richard Feynman, introduce el concepto de nanotecnología en su seminal charla «There is plenty of room at the bottom” (Hay mucho espacio al fondo) [12]

1960

El economista, periodista y filósofo francés Bertrand de Jouvenel y su esposa Helene fundan la Association Internationale de Futuribles (AIF). Futuribles es un neologismo creado por de Jouvenel, acrónimo formado a partir de futuros y posibilidades (futurs et possibles). La AIF comienza la publicación de la revista de estudios de futuros “Futuribles: Analyze, Prevision, Prospective”

Herman Kahn, un teórico militar que trabajó en RAND, publica “On Thermonuclear War” (Sobre la guerra termonuclear), en la que utiliza la teoría de sistemas y la teoría de juegos para hacer predicciones sobre la carrera de armamentos y mostrar a los estadounidenses la posibilidad de sucesivas guerras mundiales, desde la III a la VIII, que podrían tener lugar en varios momentos a lo largo del futuro. Kahn dejó RAND para fundar el Instituto Hudson con Max Singer y Oscar Rubenstein. En 1970 se había convertido en un centro líder en la investigación de futuros con 130 consultores a tiempo completo y parcial.

1961

Los dos volúmenes que integran la obra “La imágen del futuro” del sociólogo holandés Fred Polak: «Volume I: Enlightening the Past, Orienting the Present, Forecasting the Future» (Iluminando el pasado, orientando el presente, pronosticando el futuro) y «Volume II: Iconoclasm of the Images of the Future, Demolition of Culture (Iconoclasia de las imágenes del futuro, demolición de la cultura), se traducen al inglés.

Polak dedicó su vida al futuro de la humanidad y la sociedad, y esta es su obra principal, en la que argumenta que las imágenes del futuro en las que se proyecta una sociedad afectan la dirección que tomará la sociedad y contribuyen de manera definitiva a su ascenso o caída. Polak creía que la sociedad actual debe volver a «despertar» su «imaginación social muerta de hambre»

1962

Douglas Engelbart, fundador del Instituto Augmentation Research Center, en su origen parte del Stanford Research Institute, hoy Stanford Research Institute  (SRI), desarrolla una teoría sobre el futuro de la tecnología, así como algunas de las primeras versiones de muchos elementos de la interfaz entre computadores y-humanos (HCI, Human Computer Interface) que se empezarían a usar décadas más tarde y hoy nos son familiares, incluidas las pantallas de mapas de bits, el software de colaboración, el hipertexto y el «ratón» de la computadora

Durante los siguientes más de 40 años, fue un defensor abierto del uso de redes para la colaboración entre humanos y ordenadores para resolver los problemas del mundo (lo que ahora denominamos “centauros”). Su filosofía queda recogida en el informe de investigación de 1962 «Augmenting Human Intellect: A Conceptual Framework.» (Aumento del intelecto humano: un marco conceptual) [13].

Este año tambien, Everett Rogers publica la primera edición de su obra “Diffussion of Innovations” (Difusión de las innovaciones), en la propone su teoria de que la adopción de cualquier innovación se enfrenta a una distribución normal en una sociedad en la que hay innovadores (2.5%), primeros en adoptar (early adopters) (13.5%), una mayoría temprana (34%), una mayoría tardía (34%) y los rezagados (16%). La tasa de adopción adopta la forma de una curva logística que, desde entonces, se ha utilizado hasta la extenuación en los estudios que prediccen la adopción de innovaciones.

Marshall McLuhan publica «Gutenberg Galaxy” (La galaxia de Gutenberg), sobre el impacto de la escritura fonética y la letra impresa en la transformación de las culturas occidental y mundiales, en la que muchos ven una anticipación del impacto y el poder de Internet. Una mirada pionera a la manera en que las tecnologias de las comunicaciones cambian la organización cognitiva. McLuhan vio ramificaciones futuras, en su mayoría negativas, de la «aldea global»:

«A medida que nuestros sentidos salen fuera de nosotros, el Gran Hermano entra» y «Del desconocimiento de las causalidades y los efectos inherentes a nuestras tecnologías solo puede derivarse el desastre».

El libro de Rachel Carson «The Silent Spring» (La primavera silencionsa) documenta los efectos ambientales adversos causados por el uso indiscriminado de pesticidas, acusa a la industria química de difundir desinformación, y plantea preguntas sobre la influencia de los cambios introducidos por los seres humanos en los ecosistemas. El trabajo de Carson forma parte de los albores de la conciencia ecológica y tuvo un impacto significativo en la inspiración de los estudios de futuros ambientales y los movimientos activistas.

James Ballard publica “The Drowned World” (El mundo hundido), la primera de una serie de novelas de un nuevo tipo de ciencia ficción que trata con “ecotástrofes”.

Herman Kahn publica “Thinking about the Unthinkable” (Pensando en lo imposible)

El prolífico inventor y escritor Arthur C. Clarke, considerado uno de los tres principales escritores de ciencia ficción del siglo (junto con Isaac Asimov y Robert A. Heinlein), publica la colección de ensayos “Profiles of the future” (Perfiles del futuro). Clarke fue el creador de la idea de un «ascensor espacial» que podría llevar personas y materiales a una estación espacial en órbita. Fue también uno de los primeros en proponer la idea de satélites geoestacionarios como estaciones de telecomunicaciones (1945). Escribió el libro «2001: A Space Odyssey» (2001, una odisea del espacio) mientras colaboraba con el director Stanley Kubrick en la película que se estrenaría en 1968.

Perfiles del futuro recoge las famosas tres «leyes» de Clarke:

  1. Cuando un científico distinguido pero ya maduro afirma que algo es posible, es casi seguro que tiene razón. Cuando dice que algo es imposible, es muy probable que esté equivocado;
  2. La única forma de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos hacia lo imposible.
  3. Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia.

1963

Ferdinand Lundberg, en su libro «The Coming World Transformation» (La transformación del mundo que viene), adopta la postura del materialismo histórico, con capítulos sobre población, economía, gobierno y educación. Asume una evolución uniforme y concluye que no hay perspectivas de que el resto del mundo alcance el desarrollo industrial de occidente en los próximos 150 años. Opina que la religión será reemplazada y las naciones se unirán para formar superestados regionales para algunas leyes o similares. Material para un emocionante debate.

1964

El método Delphi (o Delfos) fue desarrollado en la RAND Corporation durante la década de 1950 por Theodore J. Gordon y Olaf Helmer, entre otros, con el objetivo de superar las deficiencias de los métodos tradicionales de predicción, como la extrapolación de tendencias, en áreas donde aún no se han establecido leyes científicas precisas. El objetivo es conseguir que un grupo de expertos comparta su conocimiento e imágenes del futuro a lo largo de varias rondas de preguntas individuales que les permitan ir perfeccionado sus respuestas y establecer un consenso. El nombre escogido para el método es una clara alusión al oráculo de Delfos. La publicación del primer gran estudio es un hito importante en los estudios de futuros [14]. Hoy es un método que se utiliza de forma rutinaria para agregar el conocimiento experto en estudios de anticipación.

Olaf Helmer y Ted Gordon, junto con Paul Baran son fundadores del Institute for the Future, IFTF (Instituto para el Futuro) en 1968, un spinoff de RAND cuyo objetivo es la identificación de tendencias hasta 50 años en el futuro, y llevar las metodologías de investigación de vanguardia a los sectores público y empresarial, para construir el futuro entendiéndolo en profundidad. Ted Gordon es cofundador del think tank The Millennium Project en 1996, con la misión de mejorar el pensamiento sobre el futuro y contribuir a mejorar la toma de decisiones..

Bertrand de Jouvenel publica “L’art de la conjecture” (El arte de la conjetura) en Futuribles, una obra clave en ese momento en el desarrollo de los estudios de futuro modernos. Proporcionó un fundamento para el pensamiento futuro, expresando cómo y por qué los estudios de futuros son vitales. Traducida al inglés en 1967.

Marshall McLuhan denuncia que nos dirigimos hacia el futuro «mirando por el espejo retrovisor» en  “Understanding Media, The Extension of Man” (Entendiendo los medios: las extensiones del hombre). La Feria Mundial de Nueva York, la segunda del siglo XX, recibe más de cincuenta millones de visitas de las que, aproximadamente la mitad, ven Futurama II, que incluía una base lunar y un hotel submarino[9].

1965 a 1973

La Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias (American Academy of Arts and Sciences, AAAS) pone en marcha la “Comisión del año 2000” para “Anticipar patrones sociales, diseñar nuevas instituciones y proponer programas alternativos”. Las actividades de la Comisión fueron un punto de inflexión en el desarrollo de los estudios de futuros. La red de pensadores del futuro se había internacionalizado a mediados de la década de 1960, y una parte significativa del trabajo sobre futuros que se estaba realizando se extendía más allá de las preocupaciones militares. Los resultados del trabajo de la Comisión aparecieron en 1967 en un número especial de Dædalus, la revista de la AAAS. El informe del futurista Daniel Bell sobre el trabajo de la comisión se publicó como «The Coming of Post-Industrial Society: A Venture in Social Forecasting» (La llegada de la sociedad postindustrial: una aventura en predicción social) en 1973.

1965

Gordon Moore, cofundador de Fairchild Semiconductors e Intel, anticipa que el número de transistores que contiene un microprocesador se duplicará aproximadamente cada dos años. La conocida como Ley de Moore ha sido una de las predicciones más precisas y con más influencia en el desarrollo tecnológico en la segunda mitad del siglo XX y, en particular, de la sociedad de la información[10].

Frank Herbert publica Dune, en la que recrea un futuro lejano en una sociedad feudal interestelar con varias casas nobles que controlan los recursos planetarios. La novela es hoy reconocida como uno de los primeros ejemplos de ficción climática o #CliFi. El autor describe las relaciones e interacciones entre los organismos y su entorno, y anticipa muchos de los problemas ecológicos a los que nos enfrentamos hoy, años antes de que comenzaran los embargos de petróleo de la década de 1970 o el enorme aumento de la demanda.

Considerada “irrealizable” la novela se ha llevado al cine en 1984 (David Lynch) y 2021 (Dennis Villeneuve).

1966

Julius Thomas Fraser compila la aclamada serie de artículos multidisciplinares “The Voices of Time: A Cooperative Survey of Man’s Views of Time as Expressed by the Sciences and by the Humanities» (Las voces del tiempo) y supervisó los 10 volúmenes adicionales de la serie «El estudio del tiempo» publicados por la Sociedad Internacional para el Estudio del Tiempo. Su trabajo es una influencia clave en el pensamiento sobre la naturaleza del tiempo. En algunas culturas y para algunas formas de pensar, no podemos asumir la procesión lineal del pasado, presente y futuro. Existen diferentes definiciones de «tiempo» y formas de entender cómo los humanos «se mueven a través de él».

James A. Dator imparte uno de los primeros cursos de futuros de nivel universitario en Virginia Tech, y Alvin Toffler otro en la New School for Social Research (Nueva escuela de investigación social) de Nueva York. En 1973, había ya varios cientos de cursos vinculados de alguna manera a los estudios de futuro que se impartían con diferentes formatos en universidades estadounidenses y canadienses. La identificación y el estudio de posibles escenarios de futuro y la búsqueda de formas de influir en sus probabilidades comenzaban a entenderse como una  importante responsabilidad social.

Edward Cornish funda la World Future Society (WFS), sociedad profesional sin ánimo de lucro, integrada por un grupo de expertos. Comienzan a publicarse «The Futurist» y «Bulletin». Cornish continuará asesorando a tres presidentes de EE. UU. Entre sus publicaciones de futuros destaca «Futuring: The Exploration of the Future», 2005, uno de los escasos libros de texto sobre futuros para educación general publicados.

Se estrena la serie «Star Trek» en los Estados Unidos que narra las aventuras de los tripulantes de la USS Enterprise, en su misión de «explorar mundos nuevos y extraños; buscar nuevas formas de vida y civilizaciones; y llegar hasta donde ningún hombre ha llegado antes».

La serie introduce al público en una serie de dilemas éticos y morales legítimos que probablemente habrán de enfrentarse en el futuro. El trío protagonista, Kirk, Spock y McCoy, está inspirado en la narrativa de la mitológica clásica, pero el pensamiento de futuro en las historias y conceptos como el teletransporte o la construcción de naves espaciales que podrían alcanzar velocidades ultrarrelativistas están basados en la ciencia. La emisón original ha generado una inagotable serie de secuelas, películas, novelas, cómics, videojuegos y otros innumerables contenidos, y se acepta que ha tenido influencia en el diseño de productos y tecnologías actuales, como los teléfonos móviles y las tabletas.

1967

El grupo que fundará la World Futures Studies Federation, WFSF (Federación Mundial de Estudios del Futuro) comienza a trabajar. Es una red global que incluye investigadores, maestros, académicos, analistas políticos y activistas de 60 países que promueven la educación y la investigación sobre el futuro. La conferencia fundacional de la organización se celebrará en París algunos años más tarde, en 1973. En ella, se ratifica el estatuto de la sociedad y se establece la sede oficial en Francia. El primer presidente será Bertrand de Jouvenel.

Se celebra la primera Conferencia Internacional de Investigación del Futuro, con 70 participantes de 12 países, dirigida por el sociólogo noruego Johan V. Galtung, fundador del Instituto Internacional de Investigación para la Paz en Oslo. Galtung es un futurista que promueve la la paz mundial. En la conferencia señaló que la mayoría de los estudios de futuros hasta este momento habían servido «objetivos militares e industriales relacionados», y agregó que los gestores profesionales de guerra futuristas son personas «capaces de privar a la humanidad de cualquier futuro posible».

Harold Lasswell y Wendell Bell colaboran en la fundación del Collegium on the Future en Yale (que ya no existe), un grupo de académicos que fomenta discusiones de alcance sobre el futuro. Bell comienza el primer curso en la universidad de Yale con los «futuros» como tema central

La multinacional del petróleo Royal Dutch Shell adopta la planificación de escenarios como una de sus herramientas estratégicas para hacer frente a los cambios y la incertidumbre que se anticipan en un sector de la economía que toma conciencia del impacto medioambiental de su actividad. Shell utilizará los escenarios para crear imágenes de un mercado petrolero futuro dominado por la innovación, la creatividad y las soluciones sostenibles.

1968

Comienza a publicarse en el Reino Unido la primera revista de futuros con revisión paritaria, «Futures», con el objetivo de crear un foro para el “campo emergente” de los estudios de futuros. En la actualidad es una publicación de Elsevier: “Futures, For the Interdisciplinary Study of Futures, Anticipation and Foresight.”

El industrial italiano Aurelio Peccei (foto) y Alexander King, director de Ciencia, Tecnología y Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), fundan El Club de Roma para estudiar cuestiones políticas futuras. El objetivo era alertar al mundo sobre lo que llamaron la «problemática global», un conjunto de problemas mundiales interrelacionados entre si que incluyen el hambre, la degradación ambiental, la violencia, la superpoblación y la alienación de las clases trabajadoras.

Paul R. Ehrlich publica «The Population Bomb» (traducido al español como La explosión demográfica o Bomba P). Predice un desastre debido a la «explosión demográfica», proyectando hambrunas masivas en las naciones menos desarrolladas que acabarán con «cientos de millones de personas», un escenario similar al que anticipó el reverendo Thomas Malthus en su conocido ensayo sobre la población de 1798. A diferencia de Malthus, Ehrlich no ve ninguna solución al problema; sin embargo, nuevamente gracias a los desarrollos de la ciencia agrícola, la producción de alimentos creció. El hambre es un problema, pero no de las proporciones épicas que postulaba Ehrlich. Su teoría, en todo caso, influyó y ayudó a dar forma a las políticas de futuro durante algún tiempo.

Ludwig von Bertalanffy publica “General System Theory: Foundations, Development, Applications” (Teoría general de los sistemas: fundamentos, desarrollo, aplicaciones), referencia obligada en el estudio interdisciplinar de los sistemas.

Para celebrar su 50 aniversario la Foreign Policy Association, fundada en 1918, reune a miles de expertos, líderes y futuros lideres en ámbitos diversos ámbitos durante tres días para imaginar el futuro a 50 años vista. Las conclusiones se recogen en “Toward the Year 2018” (Hacia el año 2018), una muestra ideal de este tipo de ejercicio de reflexión y anticipación que constituye casi un estándar en la disciplina de los estudios de futuro[11].

Philip K. Dick publica “Do Androids Dream of Electric Sheep?” (Sueñan los androides con ovejas elécticas?).

Tomada a bordo del Apollo 8, cuando por primera la nave espacial tripulada por los astronautas Anders, Frank Borman y Jim Lovell circunnavegó la Luna, esta imagen icónica ofrece una nueva perspectiva que sin duda influirá en la forma de contemplar nuestro planeta.

1969

John McHale publica «The Future of the Future” (El futuro del futuro). McHale pasa por ser el creador del término Pop Art en 1954, trabajó con Richard Buckminster Fuller sobre cuestiones ecológicas y sostenibilidad medioambiental. Con su esposa, la artista Magda Cordell, funda su propia organización de futuros, el Centro de Estudios Integrativos (CIS), con el objetivo de hacer frente a las consecuencias a largo plazo de los desarrollos científicos y tecnológicos sobre el medio ambiente y el futuro de la humanidad y el medio ambiente.

Ursula K. Le Guin publica “The Left Hand of Darkness” (La mano izquierda de la oscuridad”, una de las primeras obras con gran impacto de la ciencia ficción feminista (aunque a Le Guin no le gustaban estas etiquetas), que tiene lugar en una sociedad hermafrodita, donde las personas determinan su sexo en función de su pareja.

1970

Se publica «Future Shock» (El shock del futuro) de Alvin Toffler, un rápido éxito de ventas que atrae a la curiosidad del público por las posibilidades de los futuros. La obra expande un artículo escrito para la revista Playboy, en el que se defiende la idea de que el cambio masivo a medida que nos alejábamos de una sociedad industrial y entrábamos en la sociedad de la información abrumaría a la gente, y que los nuevos problemas sociales eran un síntoma temprano. Toffler se apoya en la idea de “cambio de paradigma” que introdujo Thomas Kuhn en 1962 [16].

El concepto de shock del futuro, demasiados cambios para absorverlos en un período corto de tiempo, anticipa la idea posterior de “la singularidad tecnológica”. Tofler introdujo también el concepto de «sobrecarga de información». Su análisis continúa en los libros posteriores «The Third Wave» (1980) y «Powershift» (1990).

La Asociación Americana de Antropología (American Anthropological Association, AAA) comienza una serie de sesiones futuristas que se prolongarán hasta 1974. Magorah Maruyama y Arthur Harkins son copresidentes.

El 22 de abril se celbra el primer Día de la Tierra, promovido por el senador y activista ambiental Gaylord Nelson. Participan dos mil universidades, diez mil escuelas (primarias y secundarias) y centenares de comunidades. La presión social da sus frutos y el gobierno de los Estados Unidos crea la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes destinadas a la protección del medio ambiente.

1971

James Dator, se convierte en el primer director del Hawaii Research Center for Futures Studies (Centro de Investigación de estudios Futuros de Hawaii), cargo que ostentará hasta 2014[12]. Dator se consolida como una de las figuras mas destacada de los estudios de futuros de la segunda mitad del siglo XX y padre intelectual de la generación de futuristas mas relevante del momento. Autor de numerosas publicaciones entre las que destacan seis libros y una veintena de artículos para libros y revistas. Desde 2015 es redactor en jefe de World Futures Review, para la cual ha editado y escrito importantes editoriales. Es conocido por sus 3 leyes sobre el futuro:

  1. El futuro no puede ser predicho porque no existe.
  2. Cualquier idea útil sobre los futuros debe parecer ser ridícula.
  3. Damos forma a nuestras herramientas y por extensión ellas nos dan forma.

De la escuela de Hawaii han surgido figuras de la relevancia de Sohail Inayatullah o Stuart Candy.

Roy Amara toma las riendas del Institute for the Future, que presidirá hasta 1990[13]. Amara es conocido sobre todo por la ley sobre los efectos de la tecnología que lleva su nombre:

“Tendemos a minusvalorar los efectos de la tecnología en el corto plazo y a sobre estimarlos en el largo plazo”.

Esta ley está en la base de famosa curva de madurez de las tecnologías emergentes, el Hype Cicle, desarrollada por la consultora de tecnología estadounidense Gartner.

Primera Asamblea General de la World Future Society, que congrega a investigadores, científicos sociales, consultores de negocios, profesores y otros que se consideran futuristas.

1972

El Club de Roma publica «Limits to Growth» (Los límites del crecimiento), un estudio liderado por Donella H. Meadows, Dennis L. Meadows, Jørgen Randers, and William W. Behrens III, cuyos resultados se presentaron por primera vez en reuniones internacionales en Moscú y Río de Janeiro en el verano de 1971, y que llegaría a vende más de 30 millones de copias en 30 idiomas.

El estudio utilizó los modelos de dinámica de sistemas de Jay Forrester (MIT) para concluir que, sin cambios sustanciales en el consumo de recursos, «el resultado más probable será una disminución repentina e incontrolable tanto de la población como de la capacidad industrial». Sus métodos y premisas fueron fuertemente cuestionados tras su publicación, pero el trabajo posterior para validar sus pronósticos continúa confirmando que no se han realizado cambios suficientes desde 1972 para alterar significativamente sus conclusiones.

En 2004 se publicó un segundo volumen titulado «Limits to Growth: The 30-Year Update» (Los límites del crecimiento: una actualización tras 30 años).

En esta década[14] James Lovelock y Lynn Margulis avanzan la hipótesis de Gaia, según la cual los organismos vivos interactúan con su entorno inorgánico en la Tierra formando un sistema complejo sinérgico y autorregulado que ayuda a mantener y perpetuar las condiciones para la vida en el planeta. La hipótesis fue muy criticada por su carácter teleológico y aparente incompatibilidad con la teoria de la selección natural, y aunque ha ido ganando terreno continúa siendo objeto de debate.

Arnold Toynbee completa su obra en 12 tomos A Study of History (El estudio de la historia), en la que desarrolla una macrohistoria que plantea cómo el fracaso de la minoría cultural puede conducir al desarrollo de formaciones mundiales como el estado o la iglesia mundiales. Como otros macro-historiadores. Toynbee pone de relieve una variable clave, la de la minoría creativa, para la comprensión del cambio de la civilización.

El futurista y futuro director de The Millennium Project Jerome Glenn introduce la rueda del futuro, una herramienta para facilitar los ejercicios de brainstorming sobre posibles futuros. Es uno de los fundadores de Futures Options Room (FOR) en 1975 en la que participaron otros destacados futuristas como Alvin Toffler, Herman Kahn y Ted Gordon. Glenn creía que las estructuras organizativas horizontales eran más efectivas que las verticales: «El futuro de la gestión no se basa en una estructura jerárquica, sino en conectar diferentes líneas de acción a través de nodos». Según Glenn, esa cooperación humana es necesaria para crear inteligencia colectiva. Es conocido por sus elogios a Wikipedia, un ejemplo de cómo utilizar la cooperación internacional para fomentar la inteligencia colectiva.

1973

Horst Rittel y Melvin Webber describen en su artículo “Dilemmas in a General Theory of Planning» [17] el concepto de wicked problem (problema retorcido). El término había sido acuñado por Rittel diez años antes. Un problema retorcido en planificación social es un problema que es difícil o imposible de resolver dado que presenta requisitos incompletos, contradictorios y cambiantes que son difíciles de reconocer. El término «retorcido» no se utiliza en su sentido de malvado, sino de resistencia a la solución.

1976

Comienza a publicarse “Futurics”, una publicación trimestral con revisión por pares sobre investigación de futuros[15], por Minnesota Futurists, el primer capítulo creado en el seno de la World Future Society, a propuesta de Earl C Joseph.

World Future Society comienza a publicar “The Future Survey”, una revisión mensual de 8 páginas de literatura sobre futuros con más de mil fuentes. En su momento los futuristas la consideran una de las publicaciones más útiles de la historia[16].

1977

Clement Bezold, James Dator y Alvin Toffler fundan el Institute for Alternative Futures, una organización de investigación y educación sin fines de lucro. Mediante su subsidiaria con fines de lucro, Alternative Futures Associates, ayudan a las organizaciones y a las personas a trabajar para crear futuros preferidos. El instituto cerró sus puertas el pasado 2019. Sus archivos están disponibles en los archivos de internet

1978

La BBC inicia la emisión de la serie de ciencia ficción humorística “The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy” (Guía del autoestopista galáctico) del escritor inglés Douglas Adams. La primera novela con el mismo título se publicó al año siguiente.

La mirada irónica de Adams a la ciencia ficción y la tecnologia tuvo una gran influencia en la juventud “tecnológica” de finales del siglo XX[17]. Pero además fue capaz de sintetizar conceptos complejos con una elegante simplicidadl[18] [18]:

  1. Todo lo que ya existe en el mundo cuando naces es normal
  2. Cualquier cosa que se invente entre ese momento y antes de que cumplas treinta es increíblemente emocionante y creativa, y con un poco de suerte puedes hacer una carrera con ello
  3. Todo lo que se invente después de los treinta años va contra el orden natural de las cosas y es el principio del fin de la civilización tal como lo conocemos.

Magorah Maruyama y Arthur Harkins, editan el volumen «Cultures of the Future» (Culturas del futuro), con 28 ensayos, incluidos algunos artículos clásicos, en su mayoría estudios de futuro desde la perspectiva del antropólogo.

Jib Fowles edita «Handbook of Futures Research» (Manual de investigación de futuros) con 41 ensayos de líderes en el campo de los estudios de futuros, y temas que incluyen historia, métodos, pronósticos y perspectivas para la investigación de futuros.

1980

El antropólogo y futurista R.B. Textor publica la tercera edición de «A Handbook on Ethnographic Futures Research».(Un manual sobre investigación de futuros etnográfica) en el que se describe el método de investigación de la etnografía consistente en entrevistas a personas para capturar detalles sobre sus imágenes del futuro.

Alvin Tofler publica “The Third Wave” (La tercera ola). La Conferencia Global sobre el Futuro, en Toronto, patrocinada por la World Future Society y la Asociación Canadiense de Estudios del Futuro, congrega a 5000 participantes de 30 naciones.

1981

Gerard K. O’Neill publica “2081: A Hopeful View of the Human Future” (2081: Una visión esperanzadora del futuro humano). O’Neill comenzó su carrera en la física de altas energías, pero es popularmente conocido por su apuesta por la colonización del espacio, sus propuestas de estación espacial, como el conocido Cilindro de O’Neill[19] y su obra “The High Frontier: Human Colonies in Space” (Ciudades del espacio), publicada en 1976. Como muchos otros apasionados de la ciencia y la tecnología, O’Neill se aventura con 2081 en una reflexión sobre el futuro, convencido de que tenemos la responsabilidad, más allá de la mera curiosidad, de aprender todo lo que podamos sobre el futuro. Predecir el futuro es el desafío más fascinante y más difícil[20].

James Gunn funda el KU Center for the Study of Science Fiction (Centro para el estudio de la Ciencia ficción) en la Universidad de Kansas, que dirigirá hasta el año 2020. Es una de las primeras iniciativas para el estudio académico de la ciencia ficción.

1982

La obra «Megatrends: Ten New Directions Transforming Our Lives» (Megatendencias: diez nuevas direcciones que transforman nuestras vidas) del futurista John Naisbitt, se convierte en un éxito de ventas. Naisbitt y Toffler son en este momento los dos futuristas más conocidos para el gran público en los Estados Unidos, gracias a la promoción masiva de sus libros más vendidos y sus apariciones en radio y televisión.

1983

Comienzan las conferencias CONTACT: encuentro de científicos, escritores de ciencia ficción y artistas internacionales destacados para intercambiar ideas, explorar posibilidades y estimular nuevas perspectivas sobre el futuro de la humanidad… dentro y fuera del mundo!

1984

Se crea el Santa Fe Institute (SFI) (Instituto Santa Fe), fundado por ocho científicos (en su mayoría del Laboratorio Nacional de Los Alamos), y entre ellos el premio Nobel de física Murray Gell-mann, para difundir la necesidad de una nueva «ciencia de la complejidad» y promover el estudio multidisciplinar de los sistemas complejos.

Los investigadores del SFI “se esfuerzan por comprender y unificar los patrones subyacentes compartidos por sistemas físicos, biológicos, sociales, culturales, tecnológicos e incluso posibles mundos astrobiológicos. Nuestra red de investigación global de académicos transpasa fronteras, departamentos y disciplinas, reuniendo mentes curiosas por medio del riguroso razonamiento lógico, matemático y computacional. A medida que revelamos los mecanismos y procesos invisibles que dan forma a estos mundos en evolución, buscamos utilizar este conocimiento para promover el bienestar de la humanidad y de la vida en la tierra.

William Gibson publica “Neuromancer” (Neuromante), la novela que se considera el inicio del ciberpunk, una de las corrientes dominantes en la ciencia ficción y la distopía desde ese momento.

1985

Margaret Artwood publica su novela de ficción distópica sobre la mujer, “The Handmaid’s Tale” (El cuento de la criada), llevada con posterioridad al cine (1990) y la televisión (2017). Atwood plantea una importante llamada de atención hacia el fundamentalismo religioso y la misoginia.

Futures Research Quarterly[21] reemplaza al World Future Society Bulletin.

1986

K. Eric Drexler publica «Engines of Creation: The Coming Era of Nanotechnology «. El libro da forma y ofrece una nueva mirada al concepto de nanotecnología introducido por Richard Feynman en 1959. Drexler predice la operación a escala molecular para la fabricación masiva, promueve la exploración espacial e introduce el riesgo de máquinas autorreplicantes incontrolables que podrían llegar a producir una plaga gris (gray goo). Junto con el libro, Drexler crea el primer grupo para plantear al mundo cuestiones éticas vinculadas a la nanotecnología; y que da lugar al Foresight Institute. Desde entonces, otras organizaciones, como el Center for Responsible Nanotechnology o el Center for Nanotechnology and Society en la Universidad de Arizona, se han sumado al estudio y el análisis de los riesgos de la nanotecnología.

1988

Hans Moravec publica «Mind Children». En este primer libro y obras posteriores, como «Robot: Mere Machine to Transcendent Mind», explora las consecuencias de la ley de Moore en el desarrollo de vida artificial. y anticipa que los robots evolucionarán como una nueva especie artificial, entre 2030 y 2050. En algún momento de su desarrollo, es probable que estos robots ya no necesiten a los humanos[22].

Entra en funcionamiento el primer mercado de predicciones, desarrollado por la Universidad de Iowa como herramienta de investigación y enseñanza. Los mercados del Iowa Electronics Markets (IEM) permiten a los estudiantes invertir dinero real y negociar contratos sobre eventos futuros, cuyos precios se convierten en una estimación de la probabilidad (pronóstico) de los eventos futuros.

Se crea el panel Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas, conocido por sus siglas en inglés IPCC. Con la misión de ofreder una opinión objetiva y científica sobre el cambio climático, sus impactos y riesgos naturales, políticos y económicos y las opciones de respuesta posibles. Su primer informe se publica en 1990.

1989

El futurista John L. Petersen funda el Arlington Institute, una consultora de investigación sin ánimo de lucro que se especializa en influir con  cambios rápidos y positivos en un mundo de opciones aceleradas.

Joseph F. Coates y Jennifer Jarratt publican “What Futurists Believe” (Lo que creen los futuristas) con los perfiles e ideas de 17 destacados futuristas, entre los que se encuentran Donella Meadows, Arthur C. Clarke, Daniel Bell o Gerard K. O’Neill.

1990

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (en inglés, United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization), UNESCO, crea un Centro de Intercambio de Información para el futuro y comienza a publicar documentos orientados al futuro, incluido UNESCO Future Scan.

Alvin Toffler publica»Powershift» (traducido al castellano como El cambio de poder: Powershift)

Ray Kurzweil publica “The Age of Intelligent Machines” (La era de las máquinas inteligentes), que gana el premio al libro de informática más destacado, otorgado por la Asociación de Editores Estadounidenses. Kurzweil es un inventor reconocido por sus trabajos sobre síntesis de voz y música, sistemas lectura y reconocimiento óptico de caracteres y simulación médica, que ganará la Medalla Nacional de Tecnología[23], otorgada por el presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, en 1999. Su investigación lo ha llevado a convertirse en un futurista tecnológico y destacado e hiperoptimista promotor de las tecnologías de extensión de la vida, el transhumanismo y la inminencia de la singularidad tecnológica.

David Ashford y Patrick Collins publican “Your Spaceflight Manual: How You Could Be a Tourist in Space Within Twenty Years” (Tu manual de vuelo espacia.: Como podrías convertirte en turista espacial en los próximos veinte años), una mirada de no ficción a la futura industria del turismo espacial. Analiza la seguridad, costes y beneficios, y el mercado potencial para los viajes espaciales, e incluye diseños para vehículos y estaciones espaciales que harían posible esta industria. El libro incluye una línea de tiempo con predicciones que describen el desarrollo del turismo espacial aplicando las lecciones aprendidas en el desarrollo del vuelo humano hasta la fecha. Predice que el primer turista espacial volará en el año 2000, lo que se convirtió en realidad cuando el multimillonario Dennis Tito financió a mediados de 2001 una visita de ocho días a la Estación Espacial Internacional a bordo de una nave Soyuz.

1991

Los estudios de futuros han florecido. Los gobiernos y la industrias tienen ahora un sistema formal de planificación estratégica a largo plazo y/o subcontratan la investigación de futuros a empresas de consultoría. El Directorio de Investigación de Futuros de la World Future Society incluye este año a 1200 personas involucradas profesionalmente en trabajos sobre futuros.

1992

Una publicación conjunta[24] del CIFS (Copenhagen Institute for Futures Studies), BIPE Conseil (Issy-les-Moulineaux) y el Institute for the Future (Menlo Park, California) introduce el concepto de Wildcard: (un comodín, en español), un evento futuro con una probabilidad de ocurrencia relativamente baja, pero un probable alto impacto en el negocio”. El concepto es central en probabilidad y estadística y en la estimacion de riesgos. En la actualidad, lo asociamos con el concepto de cisne negro (2007).

1993

La revista Wired hace su debut en marzo con el objetivo de informar sobre cómo se espera que la tecnología afecte la cultura, la economía y la política. Su posición editorial se inspiró en el teórico de la comunicación Marshall McLuhan, considerado el «santo patrón» de la publicación. Dos de sus colaboradores más famosos y más citados de sus años iniciales fueron John Perry Barlow y Nicholas Negroponte, ambos defensores del impacto positivo futuro de una Internet abierta. Wired ha sido y continúa siendo una rica fuente de artículos sobre futuros y, aunque a menudo abraza el tecno-utopismo, también ofrece el punto de vista de autores críticos con la tecnología.

Vernor Vinge presenta el ensayo Technogical Singularity (la singularidad tecnológica) en el simposio Vision-21: Ciencia e ingeniería interdisciplinarias en la era del ciberespacio celebrado en el Centro de Investigación Lewis de la NASA. La idea de una explosión exponencial de la inteligencia adquiere carta de naturaleza entre los promotores de una posible evolución “artificial” o la sustitución de la especie humana por máquinas inteligentes.

1995

El editor de la revista Wired, Kevin Kelly, publica «Out of Control: The New Biology of Machines, Social Systems and the Economic World.» (Fuera de control: la nueva biología de las máquinas, los sistemas sociales y el mundo económico). Kelly explica lo que los sistemas autosostenibles (desde humedales vivos hasta simulaciones computarizadas) significan para el futuro, plantea que a medida que hacemos más complejas las máquinas y las instituciones, necesitamos hacerlas más biológicas para gestionarlas. Para Kelly el futuro de la tecnología es la combinación de la biología con el hardware y software[25], y «para aprovechar el poder orgánico de nuestras máquinas, tenemos que … ceder algo de control».

Out of Control fue uno de los tres libros que se uutilizaron para inspirar a los actores de la serie de películas «The Matrix». Los otros dos fueron: «Simulacra and Simulation» de Jean Baudrillard, e «Introducing Evolutionary Psychology» (Introduciendo la psicología evolutiva) de Dylan Evans.

El ensayo de 35.000 palabras de Ted Kaczynski «Industrial Society and Its Future» (La sociedad industrial y su futuro) se publica en el New York Times y el Washington Post. Más conocido como el «Manifiesto Unabomber», es el trabajo de un futurista tan preocupado por el futuro que llegó a la conclusión de que la violencia es la única forma de llamar la atención sobre los graves problemas que se avecinan. Es el anarquista antitécnológico más famoso de los tiempos modernos. Protestó en el anonimato durante años, matando a tres personas e hiriendo a 29 en una campaña de bombas enviadas por correo que se prolongó durante 18 años y que terminó cuando los periódicos publicaron su ensayo y su hermano reconoció su estilo de escritura. Fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional.

1996

El futurista de la Universidad de Yale Wendell Bell publica los dos volúmenes de «The Foundations of Futures Studies» (Los fundamentos de los estudios de futuro). Los libros incluyen una explicación detallada de las razones por las que los estudios de futuros son vitales, una historia de los estudios de futuros y un esquema de sus metodologías. Se ha utilizado extensamente en las escuelas de posgrado y por futuristas profesionales, y se ha convertido en un clásico de los estudios de futuro, En 2008, la Asociación de Futuristas Profesionales la seleccionó como uno de los diez libros de estudios de futuro más importantes. Bell defiende que los futuristas intentan iluminar «futuros posibles, futuros probables y futuros preferidos».

La Universidad de las Naciones Unidas lanza The Millennium Project para el estudio de futuros en el Siglo XXI con un primer horizonte en 2025. El proyecto está encabezado por Jerome C Glenn  y Theodor Jay Gordon, y cuenta un nodo sudamericano con múltiples subnodos en diferentes países, para reforzar las actividades de prospectiva en Latinoamérica.

1998

David Brin predice en su libro «The Transparent Society» (La sociedad transparente) que la privacidad desaparecerá a medida que la vigilancia, las comunicaciones y la tecnología de bases de datos de bajo coste se impongan. Argumenta que esto puede ser bueno si la vigilancia es igual para todos y el público tiene el mismo acceso a los datos de todos que el gobierno y la industria. En estudios posteriores, muchos expertos en tecnología predicen que las clases altas encontrarán formas de mantener un velo de privacidad sobre sus actividades personales, el gobierno y las industrias de élite, mientras que el público en general quedará expuesto

1999

Ray Kurzweil publica “The Age of Spiritual Machines: When Computers Exceed Human Intelligence» (La era de las máquinas espirituales: cuando las computadoras superan la inteligencia humana)

2000

«First Shot in Artilect War Fired», un debate en Zúrich sobre el futura dominio de la tierra por máquinas inteligentes, entre Hugo de Garis (foto, 2006), un científico en inteligencia artificial partidario de la construcción de formas de vida artificial inteligente (artilectos), y Kevin Warwick, un profesor de cibernética que cree que es demasiado peligroso crear estos dispositivos. De Garis proyecta que podría haber una gigaguerra con miles de millones de muertos entre los terranos (que están en contra de la vida y la inteligencia artificial altamente desarrolladas) y los cosmitas (que apoyan la construcción y proliferación de formas de vida artificiales a pesar de que probablemente podrían reemplazar y desplazar por completo a los humanos).

Se celebra en la Universidad de Standfor el simposio «Will Spiritual Robots Replace Humanity by 2100?» (¿Reemplazarán los robots espirituales a la humanidad para el 2100?) que reúne a Ray Kurzweil, Hans Moravec y el cofundador de Sun Microsystems William Nelson (Bill) Joy, que da inicio a un debate sobre las posibilidades de un futuro tecnológico positivo o negativo.

Bill Joy publica en Wired el artículo “Why the Future Doesn’t Need Us” (Por qué el futuro no nos necesita). El cofundador de Sun Microsystems expresa su profundo pesimismo ante la evolución de la robótica, la nanotecnología y la ingenieria genética.

El físico teorico y futurista Joseph Voros utiliza por primera vez el cono de futuros, mientras trabaja como consultor de proyectos en la Universidad Tecnológica de Swinborne[26]. Los resultados se describen en un artículo publicado en 2003 en la revista Foresight[27]. Voros trabajó durante varios años en la compañía Netscape, es miembro de World Futures Studies Federation y Association of Professional Futurists. El cono de futuros es una herramienta de uso común en la actualidad en los estudios de futuro.

2001

El Club de Roma funda tt30, un grupo de expertos de pensamiento anticipatorio para personas de alrededor de alrededor de 30 años preocupados por los problemas del presente y comprometidos a buscar  solución para los desafíos.

2002

Se funda la Association of Professional Futurists (Asociación professional de futuristas), una red informal de futuristas profesionales creada con el objetivo de ayudar a avanzar en el campo de los estudios de futuro y validar a los profesionales. En la actualidad cuenta con miembros de la comunidad de la prospectiva de más de treinta y cinco países.

Se crea el Graduate Institute of Futures Studies en la Universidad de Tamkang. El instituto destaca por su orientación y programa de estudios de futuros, así como por la publicación cuatrimestral de la revista “Journal of Future Studies” en cuyo comité editorial participan figuras destacadas del futurismo actual como James Dator, y que constituye hoy un referente y punto de encuentro para la reflexión sobre los estudios de futuros.

Paul Raskin publica el ensayo «Great Transition: The Promise and Lure of Times Ahead,» (La gran transición: la promesa y la atracción del futuro)[28], que anticipa tres escenarios: mundos convencionales, barbarización y grandes transiciones, con la esperanza de un futuro sostenible.

Carlota Pérez publica “Technological Revolutions and Financial Capital” (Revoluciones tecnológicas y capital financiero) expone su teoría, basada en las ideas de Schumpeter, sobre los ciclos de adopción de las nuevas tecnologías e identifica cinco grandes etapas (o revoluciones) de introducción de nuevas tecnologías desde los comienzos de la primera revolución industrial en 1770 hasta finales del siglo XX.

Richard k. Morgan publica la novela de ciberpunk “Altered Carbon” (Carbono alterado), posteriormente convertida en serie de gran éxito por la productora Netflix en 2018. La historia tiene lugar en el año 2384. La identidad humana puede almacenarse en un soporte digital y transferirse, lo que permite a los seres humanos sobrevivir a la muerte física al asegurarse que sus recuerdos y su consciencia sean «insertados» en nuevos cuerpos (vainas).

2003

El físico británico Sir Martin Rees publica «Our Final Hour: A Scientist’s Warning” (traducido al español como Nuestra hora final: ¿Será el siglo XXI el último de la humanidad?). Rees argumenta que la Tierra y la supervivencia humana están bajo una gran amenaza por los efectos de la tecnología moderna, analiza los riesgos y estima que la probabilidad de extinción antes del año 2100 d.C. es de alrededor del 50%, teniendo en cuenta la posibilidad de una acción intencionada o evento accidental con tecnología destructiva (e.g. terrorismo o nanotecnología). Cree que la expansión de la humanida al espacio es la forma de minimizar o superar estos problemas, y aboga por el control de la investigación científica mundial

El antropólogo Peter Turchin introduce el concepto de cliodinámica, un área de investigación multidisciplinar que persigue el tratamiento científico de la historia e integra ideas de la evolución cultural, la historia económica, la macrosociología, la construcción y análisis de bases de datos históricas, y el modelado matemático de los procesos históricos[29].

El análisis de problemas emergentes es una idea propuesta por el futurista Graham Molitor en su trabajo “Molitor Forecasting Model: Key Dimensions for Plotting the «Patterns of Change» [22]. Uno de los principales hallazgos de Molitor es que las nuevas ideas a menudo comienzan en los márgenes de la sociedad y poco a poco se convierten en tendencias siguiendo un desarrollo en forma de curva logística, o curva S (similar a la descripción de Engelbart) que les hace avanzar desde una señal emergente hasta convertirse en una tendencia antes de que se conviertan en un problema. El objetivo del modelo es identificar las señales de los posibles problemas antes de que se conviertan en tales, de modo que podamos intervenir desde el primer momento, ahorrando recursos financieros y políticos. Los problemas emergentes se identifican analizando a individuos, ciudades, corporaciones y autores de ciencia ficción entre otras fuentes y monitorizando su trabajo.

2004

El futurista Sohail Inayatullah, responsable de la Cátedra UNESCO de Estudios del Futuro y Ciencias Políticas en la Universidad de Tamkang, Taipei (Instituto de Estudios del Futuro), propone un modelo en 6 fases para estudiar el futuro que utiliza de forma sistemática distintas herramientas: Mapear, Anticipar Sincronizar. Profundizar. Buscar Alternativas y Transformar. Su técnica Causal Layered Analysis CLA (análisis causal estratificado) ocupa un lugar central dentro de el modelo de los seis pilares para encontrar los mitos y metáforas subyacentes a nuestras visiones de futuro.

2005

El filósofo sueco Nick Bostrom, conocido por sus estudios sobre riesgos existenciales, crea el Future of Humanity Institute (FHI) como parte de Facultad de Filosofía y la Escuela Oxford Martin, un centro de investigación multidisciplinar sobre cuestiones generales relacionadas con la evolución y el futuro de la humanidad, que colabora estrechamente con el Centre for Effective Altruism. Entre sus colaboradores destacan el futurista Anders Sandberg, el ingeniero K. Eric Drexler, el economista Robin Hanson y el fundador de Giving What We Can, Toby Ord.

Ray Kurzweil publica “The Singularity Is Near” (La singularidad está cerca), en que reitera su visión positiva de que la tecnología no nos superará ni reemplazará, sino que se utilizará para mejorarnos, los nanobots podrán reparar y reemplazar cualquier parte del cuerpo que se desgaste, y nuestra vida se extenderá, posiblemente de manera definitiva.

2006

Joseph Voros y Peter Hayward desarrollan el juego de Sarkar, basándose en los trabajos del historiador Prabhat Ranjan Sarkar (1921-1990, en la foto) y su ley del ciclo social. El juego explora los arquetipos y el poder y aspira a ayudar a las personas a entender sus múltiples personalidades ocultas. Puede usarse como plataforma de aprendizaje para desarrollar un estilo de liderazgo mas equilibrado y dinámico. Consiste en dividir al grupo que participa en 4 equipos que se corresponden con los 4 tipos de poder social, y a partir de ahí realizar ciertas dinámicas.: Trabajadores (dominados por el entorno), guerreros (dominadores del entorno), intelectuales (dominadores de las ideas) y capitalistas (que dominan entorno e ideas).

James Lovelock publica «Revenge of Gaia: Why the Earth is Fighting Back and How We Can Save Humanity» (traducido al español como La venganza de la Tierra: La teoría de Gaia y el futuro de la humanidad), en el que afirman que hemos superado el tiempo del desarrollo sostenible y propone un retiro sostenible para la «tormenta climática» que se avecina.

E.O. Wilson publica «The Creation: An Appeal to Save Life on Earth.» (La creación: un llamamiento para salvar la vida en la Tierra). El famoso entomólogo y pensador humanista apela a los líderes de la ciencia y la religión para que se unan y comprendan que todos los seres vivos dependen de redes frágiles e intrincadas. Refuta la idea de que los humanos puedan recrear estos sistemas complejos.

2007

Nassim Nicholas Taleb publica “The Black Swan: The Impact of the Highly Improbable” (El cisne negro: El impacto de lo altamente improbable), en la que introduce el concepto de cisne negro como  metáfora para describir un evento extremadaamente improbable que llega como una sorpresa, tiene un efecto muy destacado (a menudo negativo) y se racionaliza a posteriori de manera inapropiada con el beneficio de la retrospectiva.

2008

22 destacados economistas, entre ellos cinco premios Nobel de economía, publican el breve artículo y manifiesto “The Promise of Prediction Markets” (La promesa de los mercados de predicción)[23] en el que defienden que “existe una creciente evidencia de que este tipo de mercado puede ayudar a producir pronósticos de resultados futuros con un error menor que otros métodos convencionales de predicción”.

Stuart Candy,  alumno de Jim Dator, es uno de los impulsores del concepto de Diseño de Futuros Experiencial, una metodología en la que convergen la narrativas, el diseño y el activismo, con el objetivo de provocar una reacción en la sociedad mediante objetos o experiencias que representan futuros, com el juego SuperStructrealizado en 2008 con el departamento de Salud de Hawai para sensibilizar a la población en caso de pandemia, o el objeto denominado NurturePod 2017, expuesto en distintos mueseos, que representa el aprendizaje del futuro mediante un bebé con unas gafas de realidad virtual. Otra de sus contribuciones notables es el juego Things for the Future para visualizar futuros de forma colectiva.

2009

28 científicos proponen el marco conceptual de los límites o fronteras planetarias, que pretende definir un «espacio de operación seguro para la humanidad» la comunidad internacional, incluidos gobiernos y organizaciones internacionales, la sociedad civil, la comunidad científica y el sector privado, como condición previa para el desarrollo sostenible

En 2017, Kate Raworth populariza la idea de la economía del donut[30] con la publicación de “Doughnut Economics: Seven Ways to Think Like a 21st-Century Economist” (traducido como  Economía rosquilla: 7 maneras de pensar la economía del siglo XXI).

2010

La revista Slate y el think tank New America dan comienzo a la serie de eventos “Future Tense” (Tiempo Futuro) que se convertirá en una publicación regular en la que colaboran escritores de ciencia ficción, científicos y tecnólogos. Con la posterior incorporación del Centro para la ciencia y la imaginación de la universidad de Arizona, Future Tense  explora cómo las tecnologías emergentes cambiarán la forma en que vivimos.

2011

Marc Andreessen publica el artículo “Why Software Is Eating The World” (Por qué el software se está comiendo el mundo). El fundador de Netscape y tras su salida cofundador de la firma de Capital Riesgo a16z explica cómo la introducción del software en los nuevos productos y servicios lleva asociada una disrupción de los modelos de negocio. Describe lo que ya ha ocurrido en medios y distribución, y anticipa el futuro que llega en sectores como los vehículos autónomos o la salud.

Se estrena la serie de televisión británica de ciencia ficción distópica y costumbrista Black Mirror creada por Charlie Brooker y producida por Zeppotron para Endemol, que cosecha un gran  éxito de audiencia. Según su productora se nutre del malestar contemporáneo con nuestro mundo moderno y se caracteriza por presentar relatos distópicos que muestran generalmente un sentimiento de «tecno-paranoia» y analizan cómo la tecnología afecta al ser humano en general de forma negativa.

2012

Nathaniel (Nate) Read Silver, fundador de la web de análisis deportivo y resultados electorales FiveThirtyEight, publica “The Signal and the Noise: Why Most Predictions Fail – but Some Don’t” (La señal y el ruido. Por qué muchas predicciones fallan, pero algunas no). Nate Silver defiende que la predicción es una empresa colectiva y su método es la agregación de diferentes fuentes de información y predicciones (típicamente encuestas).

UNESCO lanza el programa el proyecto UNESCO Futures Literacy. La alfabetización sobre el futuro es la capacidad de “leer” el futuro con mayor eficacia para anticipar y los problemas del mañana y poder resolverlos hoy, y para aprovechar las oportunidades emergentes que contribuyan a un mayor bienestar. Prevenir enfermedades, desastres y problemas sociales es crucial. La idea es desarrollar la capacidad humana innata de imaginar el futuro, y convertirse en un laboratorio que aporte soluciones para luchar contra la pobreza de imaginación, impulsar la formulación de políticas globales, nacionales, empresariales y de todo tipo de organizaciones basándonse en las ciencias de la predicción.

El actual Director de UNESCO Futures Literacy es Riel Miller. Gracias a su intervención, UNESCO cuenta con numerosas cátedras en distintos países, sobre estudios de futuro, sistemas anticipativos, futuros empresariales/organizativos y alfabetización de futuros entre otras, en las que colaboran numerosas instituciones y universidades. La primera fue creada en 2016

La Universidad Estat

al de Arizona lanza ASU Center for Science and the Imaginacion (Centro para la Ciencia y la Imaginación de la Universidad Estatal de Arizona) que reúne a humanistas, artistas y científicos para “reavivar las grandes ambiciones de innovación y descubrimiento de la humanidad”. En su concepción colaboran el que será su primer director Ed Gunn y el escritor de cientica ficción Neal Stephenson. Su objetivo es crear una conexión entre la ciencia y la ciencia ficción.

Veinte años después de la Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992, se reúne en esa ciudad la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, en la que los estados miembros deciden poner en marcha un proceso para desarrollar un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), basándose en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y convergiendo con la agenda para el desarrollo después de 2015. Los acuerdos se plasman en un documento que contiene pasos claros y prácticos para la implementación del desarrollo sostenible.

2014

Jaan Tallinn, Max Tegmark, Viktoriya Krakovna, Anthony Aguirre y Meia Chita-Tegmark fundan el Future of Life Institute, una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es identificar y mitigar los riesgos catastróficos y existenciales globales que enfrenta la humanidad, y en especial los debidos al desarrollo de la inteligencia artificial (como las armas autónomas). Entre los miembros de su comité de asesores se encuentra el emprendedor Elon Musk.

2015

Philip Tectlock publica “Superforecasting: The Art and Science of Prediction” (Superforecastin. El Arte y la Ciencia de la predicción). Tectlock es cofundador de The Good Jugment Project, que arranca en 2011 con el objetivo  de «aprovechar la sabiduría de la multitud para pronosticar eventos mundiales». Una escisión comercial comenzó a operar en la web Good Judgement Open en julio de 2015 organizando torneos públicos de sobre eventos geopolíticos y financieros, entretenimiento y deportes de EE. UU.

El científico de datos Max Wainwright y los físicos Greg Laughlin y Anthony Aguirre lanzan Metaculus, un motor de agregación de predicciones masivo en línea, con foco en la anticipación del momento, la naturaleza y el impacto de los avances científicos y tecnológicos.

Tanto Good Judgment Open como Metaculus se basan en investigaciones que muestran que con los incentivos y la retroalimentación adecuados, grupos de personas pueden hacer predicciones notablemente precisas de la probabilidad de eventos futuros. Habilitar esta capacidad colectiva es su objetivo. La exactitud de las predicciones se mide utilizando la métrica de Brier.

Una aportación significativa procedente del mundo del arte y la ficción a los estudios de futuros es la Alex MacDowell, diseñador, artista y guionista de “Minority Report” quien publica, a partir de su experiencia como artista, un modelo para la creación mundos (WorldBuilding) en 2015 llamado Mandala, Dicho modelo pretende ser un modelo formal para la construcción de mundos para ser usado en los proyectos de Diseños de Futuros Experienciales (la disciplina iniciada por Stuart Candy entre otros) y presenta una técnica para describir e imaginar los sistemas complejos del futuro tomando en cuenta todos los aspectos sociológicos, económicos, políticos, etc. que es necesario describir e interrelacionar

2016

E. O. Wilson publica “Half-Earth: Our Planet’s Fight for Life” (traducido al español como Medio planeta: La lucha por las tierras salvajes en la era de la sexta extinción), en el que propone que la mitad de la superficie de la Tierra podría ser protegida como reserva natural libre de humanos para preservar la biodiversidad. Wilson señala que el término «Media Tierra» fue acuñado con esta idea por Tony Hiss en su artículo para Smithsonian “Can the World Really Set Aside Half of the Planet for Wildlife?” (¿Puede el mundo realmente dejar a un lado la mitad del planeta para la vida salvaje?)[31] publicado dos años antes en 2014.

Klaus Schwab, el fundador del World Economic Forum (WEF), publica “The Fourth Industrial Revolution” (La cuarta revolución industrial) en el que anticipa una nueva revolución tecnológica habilitada por un amplio conjunto de tecnologías que transformará la producción industrial. Schwab incorpora ideas de la internet de las cosas para la industria, promovida por la multinacional americana General Electric, y la industria 4.0, impulsada por la industria alemana desde 2011.

2022

El IPCC se encuentra en el último año de su sexto ciclo de evaluación, durante el cual producirá los informes de evaluación de sus tres grupos de trabajo. El primero se publicó en agosto de 2021. El Informe de síntesis está previsto a lo largo de este año

Futuro++

La historia de futuro continúa…


[1] Esta cronología está basada en la compilada por Janna Anderson, Elon University. Traducida y extendida (con la aquiescencia de Janna) con motivo de la primera edición del Curso UNED Estudios de futuro: ciencia, filosofía y ficción.

Notas y referencias

Contenido exclusivo para suscriptores

.

Accede a tu cuenta o date de alta como nuevo suscriptor

Un comentario sobre “Los estudios de futuro. Una cronología

Agrega el tuyo

Escribe tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: