Ciencia ficción: La literatura del cambio

La ciencia ficción es la literatura de la especie humana que se encuentra con el cambio (Christopher McKitterick)

¿Qué es esto que llamamos ciencia ficción? Esta es la pregunta que se formula Christopher McKitterick en un breve ensayo titulado «La literatura del cambio» (The Literature of Change) publicado en 2010, y en la página del Gunn Center titulada Definiendo la ciencia ficción: qué es la ciencia ficción y por qué estudiarla.

Chris McKitterick es (entre otras cosas) autor, editor y profesor de literatura y ciencia ficción, y el actual director del centro fundado por James Gunn1. Su reflexión es ambos textos me parece exquisita y esclarecedora. Me he tomado la libertad de traducirlos2 y fundirlos aquí en una única pieza. Espero que su autor no me condene3.

En un sentido etimológico estricto, la ciencia ficción es literatura sobre descubrimientos científicos o cambios tecnológicos, pero esa definición en realidad hierra el tiro y limita su campo. Ciertamente, la ciencia ficción trata sobre estas cosas, pero es la palabra «cambio» la que expresa su verdadera esencia. La ciencia ficción es la literatura de la especie humana que se encuentra con el cambio que llega a través de los descubrimientos científicos, la innovación tecnológica, los eventos naturales y los cambios sociales.

En la novela que suele identificarse como la primera obra de ciencia ficción moderna, Mary Shelley se plantea una pregunta: si tuviéramos la tecnología para reanimar a los muertos, ¿cómo deberíamos usarla? (si es que deberíamos hacerlo). Frankenstein nos muestra cómo la ciencia médica conduce a la innovación tecnológica y cómo esta podría llegar a cambiar no solo la forma en que vivimos sino lo que significa estar vivo. El objetivo de la ciencia ficción no son las predicciones ni las respuestas. Para Theodore Sturgeon, su postulado esencial es «hacer la siguiente pregunta».

La ciencia ficción se plantea cuestiones sobre el cambio desde perspectivas muy diversas. Una manera de cambiar la perspectiva es por medio de la distancia: Desde Marte, la Tierra, con todos sus dramas personales no es más que un punto azul entre otras estrellas en la oscuridad del vacío. Otra forma de hacerlo es a través del tiempo. La historia alternativa se formula la pregunta «¿y qué habría pasado si… ?» hubieran tenido lugar potenciales cambios en algunos acontecimientos históricos. Es lo mismo que se plantean muchas de las historias sobre viajes en el tiempo. Los escenarios futuros nos permiten visualizar cómo podrían desarrollarse los acontecimientos del presente, cómo el descubrimiento científico y el cambio tecnológico resultante podrían afectarnos a nosotros y a nuestro entorno. Los planetas de civilizaciones alienígenas nos ayudan a ver mejor nuestro mundo por medio del contraste. Las historias sobre extraterrestres nos permiten examinar lo que significa ser humano, despojándonos de anteojeras raciales o expectativas culturales.

La ciencia ficción es literatura de ideas. No se preocupa solo por la calidad literaria, sino por la exploración de valores fundamentales en campos diversos. Y como el ensayo filosófico, a menudo está más interesada en explorar esas ideas que en el desarrollo de la trama o los personajes. Cuando los memes y las ideas objeto de examen son lo suficientemente fuertes ellos solos pueden sostener la obra. Formula la siguiente pregunta y, a continuación, otra más. Explora posibilidades y empuja los límites. Para llegar a apreciar en profundidad una obra, tanto los creadores de ciencia ficción como los académicos que la examinan han de poseer un conocimiento sólido de las premisas científicas y tecnológicas relevantes, así como de las implicaciones sociales, históricas, económicas y de cualquier otro tipo. La ciencia ficción se extiende y resulta de utilidad en cualquier campo de estudio, proporcionado un método para la especulación creativa en estudios no literarios.

La ciencia ficción es multidisciplinar e interdisciplinar. Se extiende y resulta de utilidad en cualquier campo de estudio, proporcionado un método para la especulación creativa en estudios no literarios. Al igual que el método científico, la ciencia ficción nos ofrece una manera de comprender el universo en el que vivimos. Nos proporciona las herramientas, los tropos y el marco cognitivo con los que explorar ideas y llevar a cabo de una manera segura experimentos mentales donde no podemos o no deberíamos experimentar en el mundo real. Al dramatizar estos escenarios, poblarlos con personajes creíbles y proporcionar el trasfondo necesario para que la audiencia suspenda voluntariamente la incredulidad, la ciencia ficción da vida a las ideas.

En ocasiones lo que busca la ciencia ficción es subvertir el paradigma dominante4, cuando el autor ve el statu quo como algo dañino. Por ello, a veces se la considera una literatura subversiva o transgresora. En el episodio quinto de «Cosmos: A Spacetime Odyssey», Neil deGrasse Tyson dice «La ciencia necesita la luz de la libre expresión para florecer. Depende de la capacidad de cuestionar con valentía la autoridad y del intercambio abierto de ideas … La naturaleza del genio científico es cuestionar lo que el resto de nosotros damos por sentado, y a continuación someterlo a la experimentación». Sustituir «ciencia» o «científico» por «ciencia ficción» en estas afirmaciones es una manera concisa de definir lo que hace la ciencia ficción, y el valor de su estudio.

En «Cómo los principales autores de ciencia ficción de Estados Unidos están moldeando su futuro» /How America’s Leading Science Fiction Authors Are Shaping Your Future) publicado en el número de mayo de 2014 de la Revista Smithsonian, Eileen Gunn cita a a la profesora e ingeniera del MIT Sophia Brueckner, quien se lamenta de que los investigadores que trabajan con tecnologías emergentes, a menudo no estén familiarizados con la ciencia ficción. Autores como Margaret Atwood, nos dice, han estado escribiendo sobre mundos distópicos creados por el desarrollo de la biotecnología y la ingeniería genética, y para ello han explorado estos temas con una increíble profundidad durante décadas. Sophia piensa que «leer sus escritos es tan importante como leer artículos de investigación».

La ciencia ficción, concluye Eileen Gunn, en su mejor expresión, genera el tipo de pensamiento flexible que no solo nos inspira, sino que nos obliga a considerar la innumerables consecuencias potenciales de nuestras acciones. Samuel R. Delaney, uno de los escritores de más amplia temática y magistrales de la ciencia ficción, la ve como una medida defensiva frente al shock del futuro que se volverá más intenso con el paso de los años. La variedad de mundos a los que la ciencia ficción nos acostumbra, a través de la imaginación, es un entrenamiento para pensar sobre los cambios reales, a veces catastróficos, a menudo confusos, a los que el mundo real nos expone año tras año. Nos ayuda a evitar quedarnos pasmados con la boca abierta.

La ciencia ficción es una comunidad de pensadores y creativos, un esfuerzo colaborativo de personas en campos relacionados con la creación; así como de expertos en el terreno técnico, científico y humanidades; profesionales en el mundo de las publicaciones y los formatos multimedia; además de académicos, críticos y fans. En su expresión más noble, la ciencia ficción da la bienvenida activamente a personas de cualquier procedencia o condición, con independencia de su edad, cultura, discapacidad, etnia, género, identidad o expresión de género, nacionalidad, raza, religión, orientación sexual y estado civil, parental o profesional, alentando a sus miembros a sentirse bienvenidos, libres y con la seguridad necesaria para expresarse de la manera más auténtica posible en nuestra exploración de la condición humana que se enfrenta al cambio. La ciencia ficción es también la literatura del otro5, ofreciéndonos puntos de vista alternativos sobre temas familiares para mostrarnos una perspectiva más clara. Tiene que ver más con el conjunto (nosotros) que con los individuos, y con cómo llegamos a ser lo que somos y qué es lo que podríamos llegar a ser. Más que una forma literaria, la ciencia ficción es una conversación en curso sobre lo que significa ser humano en un mundo cambiante, a la que todos estamos invitados.

En su discurso durante la entrega de los Premios Nacionales del Libro (National Book Awards), cuando recibió la Medalla a la Contribución destacada a las letras estadounidenses (Distinguished Contribution to American Letters) en 2014, Ursula K. Le Guin dijo: «Se acercan tiempos difíciles en los que querremos oír las voces de escritores que puedan ver alternativas a cómo vivimos ahora y puedan ver más allá de nuestra sociedad atemorizada y su obsesión por la tecnología, otras formas de ser, e incluso imaginar algunos motivos reales para la esperanza. Necesitaremos escritores que puedan recordar la libertad. Poetas, visionarios, realistas de una realidad más amplia».

Esto es la ciencia ficción.

____________________

(1) Por desgracia, James Gunn, fundador del Centro para el Estudio de la Ciencia Ficción en la Universidad de Kansas, el Gunn Center, nos dejó a finales del año pasado, el 2020. Este es el homenaje de Chris. Mi más sentido reconocimiento. Ad Astra!!

(2) El primero, la literatura del cambio, está traducido aquí.

(3) Los contenidos del Gunn Center están bajo una licencia Creative Commons que permite adaptarlos para un uso no comercial “licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License. (Feel free to use and adapt for non-profit purposes, with attribution.” Mi agradecimiento y mi reconocimiento para Gunn Center y Christopher McKitterick.

(4) Sobre este aspecto en particular, publicaré en breve aquí otro esclarecedor ensayo.

(5) Este es un tema que Fernando Ángel Moreno enfatizó de manera muy graciosa en la sesión que motivó mi ensayo sobre la ciencia ficción en España.

Imagen: Alisa Singer, Environmental Graphiti-The Art of Climate Change.

4 comentarios sobre “Ciencia ficción: La literatura del cambio

Agrega el tuyo

  1. Aunque los contenidos del Gunn Center son de uso publico, nunca es mala idea preguntarle al autor. Chris es una persona muy gentil y no tengo duda que se sentira contento de saber el interés qye sus textos despiertan en otros rincones del mundo.

    Me gusta

  2. Qué interesante mirada sobre la ciencia ficción. Coincido con que el “quid” de la cuestión no es tanto la tecnología como el hombre y lo que le pasa frente a la tecnología y los avances científicos. En este sentido, creo que se la puede pensar en términos de especulación ¿Qué pasaría con el hombre si…?

    Le gusta a 1 persona

Escribe tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: