En «Memorias de un dragón» no hay un dragón…

Memorias de un dragón no es una novela de fantasía sobre dragones que echan fuego por la boca. En Memorias de un dragón no hay un dragón…

En realidad, hay dos. El protagonista y sus memorias. Y no son exactamente lo mismo.

En la cultura tradicional china, el dragón es un símbolo de poder, de fuerza y de buena suerte.

Eric Steel es un ejecutivo curtido en mil batallas que recibe una oferta para liderar un ambicioso proyecto amparado por la Comisión Europea. Eric Steel es un dragón.

Europa aún tiene una opción para hacer triunfar su modelo de sociedad. Pero para ello Eric tendrá que hacer frente a dificultades posiblemente insalvables y que no podrá compartir con nadie. ¿Por qué?

Imagina que tienes entre tus manos la bala de plata para crear un mundo mejor, pero que solo podrás utilizar esa bala de una manera legítima, éticamente irreprochable.

Sí, ese viejo dilema de la política! El fin (no) justifica los medios…

En realidad, Eric se enfrenta a un auténtico cóctel de dilemas filosóficos…

Solo que ahora tenemos tecnologías con las que antes no soñábamos: la ingeniera genética, la computación cuántica. ¿Cambia eso algo? ¿Qué nuevas posibilidades reales nos ofrece la tecnología para enfrentar este viejo dilema?

Cuando me planteé escribir «Memorias de un dragón», imaginé al protagonista como ese ejecutor de una empresa atroz que nos describe Jorge Luis Borges en el Jardín de Senderos que bifurcan.

«El ejecutor de una empresa atroz debe imaginar que ya la ha cumplido, debe imponerse un porvenir irrevocable como el pasado»

―Jorge Luis Borges, El jardín de senderos que se bifurcan

El cuento de Borges es una de mis referencias de culto porque anticipa la idea del multiverso como interpretación de la mecánica cuántica. La referencia no aparece explícitamente en el cuento, pero la lógica cuántica sí juega un papel, forma parte del tejido de la trama.

En lugar de Borges, utilicé otra referencia más amplia, menos decantada, de otro gran autor:

«La prueba de una inteligencia de primer nivel es la capacidad de mantener dos ideas opuestas en la mente al mismo tiempo y, a pesar de ello, ser capaz de funcionar»

― F. Scott Fitzgerald

Porque eso es exactamente lo que tendrá que hacer Eric, una cosa y su contraria…

____________________

El hilo original publicado en twitter el 23 de agosto 2020:

Escribe tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: