Tu primer millón de palabras

Tu primer millón de palabras es sólo para practicar. No cuentan, tenlo muy presente.

Practicarás escribiendo historias, practicarás escribiendo novelas. Practicarás y practicarás. Eso no cuenta.

Practicarás enviando tus historias. No tengas miedo, eso tampoco cuenta. Practicarás recibiendo cartas de rechazo. Recuerda que tampoco cuentan. Si algún editor en algún lugar está tan desesperado por publicar algo como para accidentalmente cometer el error de comprar una de tus historias de práctica, no pienses que eso significa algo. No significa absolutamente nada. Son sólo prácticas. Ve al banco y practica cobrando el cheque.

Si aún no has escrito un millón de palabras, lo que viene a ser aproximadamente unas diez novelas, aún estás practicando.

Si accidentalmente consigues vender una novela y verla publicada, aún estás practicando. Si te invitan a participar en un programa de radio o en televisión, son sólo prácticas. Y si ganas un premio, incluso si es un premio Hugo o Nébula, practica aceptando el premio. Levántate, da las gracias y vuélvete a sentar rápidamente. (Cualquier otra cosa resultará embarazosa).

No lo olvides. Si no has escrito un millón de palabras, estás practicando.

Una vez que hayas escrito un millón de palabras, entonces podrás empezar a tomarte a ti mismo en serio.

— Dave Gerrold, Worlds of Wonder (mi traducción)

____________________

Imagen: Fritz Zuber-Buhler, Pensamientos distantes

Escribe tu respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: