La culpa fue del pangolín

Hace cuatro años decidí subir mi apuesta personal por la literatura. Siempre había querido hacerlo pero nunca había tenido la determinación de comenzar una relación seria. Soy un cobarde y ¡había sido tan romántico flirtear con ella durante toda mi vida! En esta nueva etapa, mi prioridad era escribir, pero comencé también una labor de... Leer más →

Entrada destacada

Como leer «La broma infinita»

Compra(*) una copia de tapa dura de «La broma infinita» en una librería tradicional. Toca el papel y siente la conexión con centenares de años de lenguaje impreso. Deslumbra al cajero con una sonrisa ensayada. Felicítate por proteger a las librerías de la embestida de vulgaridad del comercio electrónico.Vuelve a casa sopesando la gravedad del... Leer más →

Voluntarismo mágico

Hace un par de semanas saqué de mi particular congelador de ideas este post en el que, con deliberada frivolidad(1), tocaba un tema que me produce especial repulsión: la obsesión del estatus quo (político, social, empresarial, religioso) por convencernos de que vivimos en el mejor de los mundos posibles, un mundo pleno de posibilidades que... Leer más →

Blues, una historia triste

Mi hermano siempre ha sido un fanático amante de los animales. Adora a los perros. Hace mucho tiempo ya, se encontró un pequeño cachorro abandonado en la calle. Tenía una herida en la pata y la llevaba retraída. No podía apoyarla en el suelo. Lo trajo a casa. En cuanto mi madre lo vio, supe... Leer más →

La evolución del teléfono móvil

2030: Los móviles miden 24” y ya no caben en los pantalones. Apple patenta un nuevo modelo de pantalón y vende el iPhone 22XRS con los pantalones enchufables. 2050: Los móviles miden 75” y consumen más energía que un autobús. GE patenta un modelo de micro central nuclear portátil. Apple se forra con los Pantalones... Leer más →

Salgan de la zona de confort!

Me llama la atención que la receta de los gurús para el desarrollo personal gire siempre en torno a una idea: Sal de tu zona de confort. Está bien. La compro. Sin embargo, la receta de estos mismos gurús para el desarrollo de nuestra sociedad gira en torno a una idea diferente: Vivimos en el... Leer más →

Tu primer millón de palabras

Tu primer millón de palabras es sólo para practicar. No cuentan, tenlo muy presente. Practicarás escribiendo historias, practicarás escribiendo novelas. Practicarás y practicarás. Eso no cuenta. Practicarás enviando tus historias. No tengas miedo, eso tampoco cuenta. Practicarás recibiendo cartas de rechazo. Recuerda que tampoco cuentan. Si algún editor en algún lugar está tan desesperado por... Leer más →

Los libros son cadenas de código

Los libros son secuencias de código con propiedades misteriosas, como las cadenas de ADN. De alguna manera, el autor captura un fragmento de universo, lo desenreda y lo convierte en una secuencia unidimensional, la hace pasar a través del ojo de una cerradura confiando en que una visión tridimensional emerja en la mente del lector. La traducción nunca es exacta.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑