Viejas ideas, odres nuevos

Hay ideas, por sofisticadas o novedosas que nos parezcan, que en realidad llevan con nosotros mucho tiempo. No sabemos cuánto. Una de ellas es la tentación de "mirar" detrás de las bambalinas de la «simulación» de la que formamos parte. El grabado Flammarion, de autor desconocido, muestra exactamente eso. El pie de la ilustración original... Leer más →

Se necesitan profesores de futuro

Me resulta extraño que habiendo miles y miles de profesores y cientos de miles de estudiantes de historia trabajando sobre el pasado, no haya ni una sola persona en ningún lugar con un trabajo a tiempo completo dedicado a estimar las consecuencias futuras de los nuevos inventos y los nuevos dispositivos. No hay un solo profesor de previsión en el mundo. Y me pregunto ¿por qué?

Neuroderechos para el neurocapitalismo

Los desarrollos tecnológicos muestran que avanzamos hacia un mundo en el que será posible decodificar los procesos mentales y manipular directamente los mecanismos cerebrales que subyacen bajo nuestras intenciones, emociones y decisiones. Estos avances podrían revolucionar el tratamiento de muchas afecciones, pero la tecnología presenta también numerosos riesgos. Es crucial comprender las posibles ramificaciones ya.

El color de la realidad

Un fantasma recorre el mundo. No es el populismo, ni el nacionalismo, ni la corrupción, ni el fascismo. Es incluso peor. Es el sombrío espectro de la falta de imaginación. Y aquí tenemos a Tim O'Reilly recordándonos, con una referencia al poema de Wallace Stevens, que la realidad es una actividad de la más augusta... Leer más →

Diseñando nubots

Durante la presentación de Ni en un millón de años, Nacho explicó como la posibilidad de crear nanorrobots biológicos inspiró su relato «Creación». ¿Cuánto tiempo falta para que los nubots sean una realidad? Quizás no demasiado...

Átomos enamorados

Siguiendo la lógica de mi anterior post sobre clickbaitismo, no entiendo cómo aún no se le ha ocurrido a nadie titular «Átomos enamorados» a este delicioso vídeo que lleva tres o cuatro días dando vueltas por las redes.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑